Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 abril 2011

En estos días de Pascua hemos tenido la alegría de recibir noticias, y bien largas, de Añisok. Pongo a continuación la carta que nos han escrito. Creo que merece la pena que alguien se anime a contestarles.

                                                                                              

AÑISOK,  24 de abril de 2011


                    Muy queridos todos: hermanas, profesores, alumnos y alumnas, padres y madres, todo el personal del colegio… ,no me quiero dejar a nadie porque sé muy bien que estamos en deuda con todos vosotros. Hoy es el día de Pascua y quiero pasar un rato con vosotros, queridos amigos y amigas de Pamplona. Lleváis años ayudándonos y pienso que nunca os podremos agradecer todo lo que habéis hecho por nosotras, por nuestros niños, por nuestro colegio…

                       Haciendo el recuento de todo lo que habéis hecho por este vuestro colegio hermano de Añisok, creo que nos tenemos que remontar al año 2003, cuando empezasteis con el pozo, ese precioso pozo que Pilar, cuando llegó a aquí y vio el agua que salía abundante y limpia de él, no pudo  menos de emocionarse. Ese pozo en el que nuestros niños siguen bebiendo agua sin temor a diarreas y cosas peores a las que estaban expuestos con el agua del otro pozo (que ya ha quedado solamente para coger agua para fregar). Luego vino una gran cantidad de material escolar, que agradecimos infinito. Más tarde la ayuda para la construcción de nuevas aulas, un proyecto demasiado ambicioso pero que con  muchas ayudas de unos y otros ya vamos consiguiendo pagar. Es una gozada ver a todos los alumnos, más de 400, bien instalados en sus aulas, con pupitres dignos (por cierto, hechos en un taller de carpintería que gestionan nuestras hermanas de Okong Oyek). Primero fue la construcción de la planta baja, luego se añadió otro piso y sé que cuando vinieron Edurne, Cristina y Pilar en el verano del 2009, quedaron admiradas de lo bonito que estaba todo, ya terminado. Tengo que deciros que aquí las obras son “eternas”, o se acaba el cemento, o faltan obreros, o…  el caso es que duran tiempo y tiempo pero… al final, todo llega a su fin, aun costando desvelos, sudores y hasta la salud de quien tiene que ponerse al frente de la obra. Luego llegó la ayuda para las placas solares, pues aquí la electricidad es el gran problema, nos pasamos días y días sin luz, o sólo unas horas, y aunque era una gran inversión, merece la pena aprovechar la energía del sol. Sabéis que Pilar se encarga de pasarnos todas las noticias y ya sé que preparasteis un cuento muy chuli para que los peques entendieran qué es esto de las placas solares, ¡¡cuánta creatividad!. Después la verja, el muro…  Aprovechando que hay aquí muchas empresas trabajando, hemos conseguido que una de ellas nos lo haga y están poniendo un muro bien, bien fuerte y resistente, porque hay una parte al fondo del patio con una pendiente grande que no conseguíamos nunca que durase, aparte de lo peligroso que resultaba para los niños cuando se les caían los balones y saltaban entre plataneros y matorrales, porque ahí mismo está el río. También hemos aprovechado para recubrir las paredes de los porches con baldosas, son blancas y todos los años había que darles una mano de pintura pues los pequeñitos encontraban en la pared una “servilleta” muy a su altura y solían estar…,así que merecía la pena hacer un gasto un poco mayor y tener los porches decentes. Merecería la pena que os vengáis a ver cómo está quedando todo.

                 ¿Qué más? Si casi me da vergüenza seguir…, es admirable vuestra constancia, un año y otro año… ¡gracias!, gracias de verdad, y creedme que me estoy emocionando. Llevo aquí 31 años y ha sido tan grande la evolución, desde que empezamos de la nada hasta ahora…,  (os aseguro que poco tiene que envidiar este Vedruna de Añisok al Vedruna de Pamplona) ejem…. Vuestra solidaridad es increíble, ya podéis estar satisfechos y felices de todo lo que habéis estado haciendo, y sé que seguís haciendo, ahora para los centros de Gabón. Ya estamos informadas de que vuestra respuesta ha sido tan generosa y tan solidaria como en años anteriores ¡qué bien!,  me encanta que os eduquen tanto en la solidaridad y el compartir  y que para vosotros se hayan acortado las distancias entre vuestra rica Pamplona y esta África tan maltratada por tantos… Ahora Guinea está prosperando mucho pero… las mejoras no llegan a todos por igual, ya sabéis lo que pasa en este mundo injusto y egoísta…, gracias que siempre hay brotes preciosos de vida y de generosidad que nos hacen seguir creyendo que otra realidad es posible. Vosotros con vuestra solidaridad nos ayudáis a seguir creyendo. Bueno, ya me he perdido pero creo que aún quedan más cosas ¿no? Ah! sí, los baños, ¡bueno!…, eso sí que ha sido una maravilla, no podéis imaginaros las letrinas y los mínimos baños que teníamos pues este colegio empezó siendo una guardería y teníamos unos pocos pequeñitos y a medida que crecían los chavales y los cursos, eso era indigno. Ahora, gracias a vosotros,  ya  tenemos unos buenos aseos para chicos y chicas, en buenísimas condiciones.

Veo que me está resultando una carta inmensa, de esas que pocas veces tengo tiempo de escribir, pero es que esta vez ya era del todo necesaria, después de todos estos años que os habéis volcado con nosotros. ¡¡¡Akiba, akiba abuin!!! No se puede expresar todo lo que se siente pero de verdad, creedme, nunca os lo podremos agradecer del todo.

                   Ya termino pero, aunque sea poner una pequeña sombra, quiero deciros que estos días estamos trabajando un poco en precario: las tormentas aquí vienen con unos vientos tremendos y ya dos veces nos han arrancado los tejados de las clases. Gracias que no ha habido desgracias porque te cogen esas chapas volando por los aires  y … el desastre sería horrible. El otro día, a punto ya de empezar las clases después de las vacaciones, vino una ventolera y… ¡adiós tejados!. Yo acudí, como otras tantas veces, a pedir ayuda al Delegado del Gobierno, al Alcalde, a quien hiciera falta…, y me dijeron que inmediatamente se arregle porque los niños no pueden estar sin clase. De momento estamos haciendo clases de mañana y tarde para que los afectados no pierdan clase y se está arreglando pero aquí eso de inmediatamente…, las cosas van despacio, pero, si se arregla, nos damos por satisfechas.

                   Me encantaría seguir, pero creo que por hoy ya vale. Este año nos han anunciado que en mayo tenemos que acabar las clases porque va a haber una reunión de Jefes de Estado y… nosotras tenemos que obedecer, así que habrá que intensificar el trabajo y en un mes terminar todo. Por ese motivo  podré ir a España antes porque luego, en agosto, tenemos que hacer los exámenes de recuperación. Así que a primeros de junio iré a España de vacaciones para pasar la itv y coger fuerzas para seguir otro año más. El desgaste físico, por el clima y por tantas cosas es grande y hay que cuidarse un poco. En este montón de años, desde que vinimos en  1980, han pasado tantas cosas… hermanas que ya han muerto: Nati, Carmen Morán…, otras que ya por edad o salud han tenido que volver a España, otras…, hemos disminuido  mucho, en este momento quedamos sólo 4 españolas, aunque van viniendo hermanas del Congo, creo que a Florence le conocéis bien, ella al menos, tiene un gran recuerdo del verano vivido con vosotras. Y ¡cuántos chicos y chicas han pasado por el colegio!, ¡cuántos hombres y mujeres, hechos y derechos, padres y madres de familia!  ¡cuántos jóvenes que siguen sus estudios…! ¡cuántas alegrías! y también, cómo no, ¡cuántos sufrimientos! ¡cuántos niños que hemos visto morir por enfermedades que podían tener remedio…

            Me encantaría poder acercarme a Pamplona antes de que os vayáis de vacaciones, para conoceros y agradeceros personalmente tanto y tanto como habéis hecho por Añisok y por Guinea. Si puedo, seguro que lo haré, será un encuentro precioso. Os deseo a todos y todas todo lo mejor, que sigáis siendo tan universales, solidarios y  generosos y con un corazón tan grande que habéis sido capaces de meteros en el corazón esta Guinea tan pequeñita  y tan querida para todas nosotras.

¡¡¡GRACIAS!!! ¡¡¡MUCHÍSIMAS GRACIAS DE TODO CORAZÓN!!!.

Yo ahora diría como Joaquina: “siento que mis brazos se alargan para abrazaros a todos…”, de verdad, un inmenso abrazo para todos,

                            Mari Carmen Sanz 

Os mando unas cuantas fotos para que sigáis recordándonos.



Anuncios

Read Full Post »

Ya anunciamos hace tiempo que este año ya no haríamos la campaña con Añisok. La hemos hecho con Gabón, a lo largo de la Cuaresma, aportando nuestra ayuda a los proyectos ARC EN CIEL Y ESPOIR  para chicos y chicas de la calle, en LIBREVILLE.

El resultado ha sido de 8.079  euros

Ayer, hablando con Añisok, se lo comenté y se alegraron muchísimo. Estos años pasados nuestra solidaridad ha ido para allí pero se alegran de que otros también se beneficien.

Arco iris que hemos llenado de niños

Read Full Post »