Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Estancia en Okong’ Category

              Los jóvenes en Okong, que es un poblado bastante metido en el bosque, tienen la oportunidad de aprender algun oficio, como el de carpintería. Ellos son los que hacen, por ejemplo,  muchos de los pupitres que les encargan en los colegios, y como veis en las fotos, también hacen sillas, mesas, taburetes, camas, armarios… lo que les encargan.

Cuando visitamos el taller  no estaban trabajando porque en verano estaba cerrado. Aprovechamos para sacar unas fotos y hacer un poco el payaso.

Read Full Post »

MERCADO DE AKOMBANG

Es un mercado inmenso en que  hay de todo lo que te puedas imaginar: de comer, ropa, zapatos, cazuelas…  Vas por las calles y todos: ¡señora! ¡mira! ¡regarder!¡compra! ¡compra! ¡barato!… Cuesta muchísimo tiempo recorrerlo todo. Desde la frontera hay unos coches o motos que te suben, como taxis.

Read Full Post »

FIESTA DE DEFUNCIÓN

Cuando muere alguien, la familia suele hacer después de un tiempo una fiesta en la que participa la familia y toda la gente del poblado y de los alrededores, hay comida y bebida para todos, música, danzas, bailes…

En los días que estuvimos en Okong, coincidió una defunción y nos acercamos para conocer. Son costumbres que a nosotros nos chocan y nos resultan extrañas pero ellos lo viven con gran intensidad.

Read Full Post »

Cuando se pasa por la ciudad hay que aprovechar para comprar porque luego en el poblado no hay posibilidad.

Puesto en un mercado

 

Buenas amas de casa

Read Full Post »

 

Al llegar al poblado, en seguida nos vimos rodeadas de  niños. Como en todos los poblados, en cuanto apareces, salen de todas las esquinas y vienen corriendo a saludarte, y, muy finos, te dan la mano. Para ellos es una novedad ver blancos, ntang, dicen ellos en fang. Los pequeñitos se asustan y lloran y no quieren verte.

Con los niños de Okong

Nos miran sorprendidos

nos miran, se ríen y ¿qué piensan?

Read Full Post »

 

En Okong, como en otros lugares, la gente tiene móvil pero no hay cobertura. Algunos, muy espabilados, han descubierto que en algunos puntos del bosque hay y, aunque parezca mentira, así es. Así que un día, haciendo un alarde de valor, nos tapamos bien para evitar picaduras y bien huntadas de repelente, nos fuimos caminando hasta el sitio “mágico”. Fue sorprendente, Carmen Alicia nos decía: por aquí creo que es, y ciertamente, conectamos los móviles y… ¡oh, sorpresa! empezaron a entrar mensajes y desde allí pudimos hablar con España. Son cosas curiosas que pasan en el África.

Adentrándonos en el bosque

 

 

 

 

 

 

 

Ya llegamos

A punto de hablar

A su lado parecemos enanos

Read Full Post »

 

Okong es un poblado que está bastante metido en el bosque. Allí pasamos una semana viviendo con las hermanas que trabajan allí, dando clases a los agentes de salud de los poblados vecinos, haciendo algunas prácticas en el dispensario y pudimos conocer  un poco a la gente, a los niños que siempre estaban alrededor siguiendo nuestros pasos, las actividades que desarrollan las hermanas  y los alrededores del poblado, incluso fue interesante entrar en el bosque porque, cosa curiosa, allí en algunos puntos había cobertura.

 

 

Grupo de agentes de salud

Edurne y Florence esperando a los pacientes

 

Florence en la farmacia

Dando medicamentos

Las comadronas esperando el parto

Read Full Post »

PEINADOS

Alguno de vosotros, o vosotras, en los comentarios, habéis dicho que os gustan los peinados que se hacen. La verdad que es todo un arte. Dedican horas a hacerse esos peinados. Y se entiende: no tienen tele para ver, ni otras distracciones como tenemos aquí, entonces se entretienen con eso y hacen verdaderas obras de arte. A  Florence le gustaba mucho trenzarse y a las niñas les encantaba venir a hacérselo.

También de eso hay fotos así que aquí las tenéis.

Una chica trenzando a Florence

Una enfermera de Okong trenzando a Florence

Terminado el peinado

Nosotras des-trenzando

Read Full Post »

ENCUENTRO Y DESPEDIDA


En nuestro viaje, cuando fuimos a Okong, tuvimos la alegría de encontrarnos en Mongomo con las hermanas de allí. Lo que no podíamos imaginar es que aquellos días que pasamos con Nati iban a ser los últimos.
A los pocos días de volver aquí, nos dijeron que no estaba bien, que le estaban haciendo pruebas en Bata, que… al mes vino a Madrid porque vieron que la cosa era grave, una operación y… ¡¡¡adiós NATI!!!

Read Full Post »

Ahí nos tenéis en distintos trabajos en la casa.

Además la música nos acompañaba a todas horas y cualquier momento era bueno para  echar un bailoteo. Seguro que os reiréis del estilo que tienen algunas… pero no nos importa. Lo pasábamos muy bien de todas las maneras.

Read Full Post »

Older Posts »